Blog

Hoy vas a aprender a revisar que tu auto se encuentre bien pintado

Finalmente sucedió. Cuidaste tu carro al máximo, dejándolo apartado en los estacionamientos públicos para evitar los clásicos “portazos”, eludiendo los estacionamientos públicos con valet parking, pusiste todo de tu parte, pero…tu auto tiene un golpe.

Cuando se trata de un golpe menor, probablemente pienses en mandar tu vehículo a un taller de confianza donde lo dejen como nuevo o al men os, lo más parecido a como lo sacaste de la agencia.

Boletín de Noticias

Sin embargo, en ambos casos, debes considerar unos puntos muy importantes para verificar que el trabajo fue realizado correctamente.

El color

Las piezas que han sido reparadas deben tener el mismo tono que el resto del auto. Es normal que la pintura se vea un opaca al principio, ya que regularmente el color asienta mejor, una vez que el auto ha sido pulido. Se han dado casos en los cuales el taller o agencia entrega el auto sin este último paso, ojo.

Escurrimientos

Mucho ojo con los escurrimientos. Es raro que a un pintor experimentado le suceda, pero llega a pasar, sobre todo con los talacheros a pie de banqueta.

El tiempo

Muchos detalles de una pintura mal aplicada pueden salir hasta días después, cuando el sol o los factores climatológicos han hecho presa de tu auto, así es que una semana después de haber salido del taller, vuelve a revisar tu auto, centímetro a centímetro.

La clásica “briseada”

Cuando un auto es reparado en un taller que no cuenta con cabina especial, se dan casos en las cuales los coches vecinos son “briseados” con la pistola aplicadora de pintura. Verifica tu auto detalladamente, sin olvidar los cristales.

Anuncio 1

Imperfecciones

Pasa la mano por las piezas que han sido reparadas. ¿Se sientes tersas o rugosas? Si percibes algo raro puede significar que el lienzo no fue reparado siguiendo la técnica adecuada o bien que se utilizó pasta o algún otro elemento que no fue aplicado adecuadamente.

Que todo ajuste como debe ser

Cuando el daño ha implicado reparar puertas, cajuela o cofre, debes verificar que todos hayan sido colocados de la forma adecuada. Debe existir el mismo espacio entre lámina y lámina, ni más ni menos.

De igual forma, verifica que todo cierre adecuadamente. No deben existir puertas vencidas, ni omisión de empaques.

RECUERDA QUE LAS PIEZAS REPARADAS DEBEN TENER EL MISMO BRILLO QUE EL RESTO DEL VEHÍCULO.

Agenda tu Cita

Entradas Relacionadas